11/23/2007

Cuando te sientas mal...


No abandones la esperanza. La esperanza te da la fuerza para seguir adelante cuando sientas que ya nada te importa.
Nunca dejes de creer en ti. Mientras creas que puedes lograrlo, tendrás un motivo para intentarlo. No dejes que nadie retenga tu felicidad en sus manos; sujétala en las tuyas para que siempre esté cerca de ti.
No esperes que lo que deseas venga a ti. Búscalo con toda tu alma, sabiendo que la vida te encontrará a la mitad del camino. No sientas que has perdido cuando tus planes y sueños no alcanzan a cumplir tus anhelos.
Cada vez que aprendes algo nuevo sobre ti o sobre la vida, has avanzado. No hagas nada que disminuya tu propio respeto. El estar satisfecho con uno mismo es esencial para estar satisfecho con la vida.
Nunca te olvides de reír ni dejes que el orgullo te impida llorar.


"Cuando reímos y lloramos es cuando vivimos a plenitud"

11/12/2007

Queda prohibido...


Hace algún tiempo leí este escrito, hoy, ante la situación que vive nuestro país, lo publico para que no olviden que debemos hacer todo lo que este a nuestro alcance para lograr tener la patria que queremos...


¿Qué es lo verdaderamente importante?, busco en mi interior la respuesta, y me es tan difícil de encontrar.
Falsas ideas invaden mi mente, acostumbrada a enmascarar lo que no entiende, aturdida en un mundo de irreales ilusiones, donde la vanidad, el miedo, la riqueza, la violencia, el odio, la indiferencia, se convierten en adorados héroes, ¡no me extraña que exista tanta confusión, tanta lejanía de todo, tanta desilusión!.
Me preguntas cómo se puede ser feliz, cómo entre tanta mentira puede uno convivir, cada cual es quien se tiene que responder, aunque para mí, aquí, ahora y para siempre:

Queda prohibido llorar sin aprender, levantarte un día sin saber qué hacer, tener miedo a tus recuerdos.
Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños.
Queda prohibido no demostrar tu amor, hacer que alguien pague tus deudas y el mal humor.
Queda prohibido dejar a tus amigos, no intentar comprender lo que vivieron juntos, llamarles sólo cuando los necesitas.
Queda prohibido no ser tú ante la gente, fingir ante las personas que no te importan, hacerte el gracioso con tal de que te recuerden, olvidar a toda la gente que te quiere.
Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo, no creer en Dios y hacer tu destino, tener miedo a la vida y a sus compromisos, no vivir cada día como si fuera un último suspiro.
Queda prohibido echar a alguien de menos sin alegrarte, olvidar sus ojos, su risa, todo porque sus caminos han dejado de abrazarse, olvidar su pasado y pagarlo con su presente.
Queda prohibido no intentar comprender a las personas, pensar que sus vidas valen más que la tuya, no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.
Queda prohibido no crear tu historia, no tener un momento para la gente que te necesita, no comprender que lo que la vida te da, también te lo quita.
Queda prohibido no buscar tu felicidad, no vivir tu vida con una actitud positiva, no pensar en que podemos ser mejores, no sentir que sin ti este mundo no sería igual.

"Queda prohibido" Alfredo Cuervo Barrero

11/03/2007

El Miedo...

Nada causa tanto sufrimiento como el miedo a sufrir. Evita, entonces, el miedo innecesario...
Por miedo a sufrir soledad, sufres la tortura de una mala compañia.
Por miedo a sufrir el final de una relación, sufres por años el infierno de una mala pareja.
Por miedo a sufrir las responsabilidades de Adulto, sufres de por vida el actuar como un niño invalido.
Por miedo a sufrir el rechazo, sufres en tu soledad y aislamiento sin salir nunca hacia el encuentro.
Por miedo a sufrir que alguien no te quiera, te conviertes en posesivo y lo único que logras es alejar a todos y quedarte solo.
Por miedo a sufrir una relación sexual no bien lograda, sufres por años la castración impuesta por ti mismo.
Por miedo a fracasar en tus proyectos, sufres el terrible fracaso de no emprender ninguno.
Por miedo a que tu hijo de un mal paso, lo conviertes en un inmaduro y un sobreprotegido, incapaz de valerse por si mismo.
Hay un temor al sufrimiento que es sano, porque funciona como una señal de alarma, para que evites el dolor innecesario.
Pero hay un temor al sufrimiento que es enfermo, porque es como una alarma que suena todo el tiempo, que te impide vivir y te causa sufrimientos que podrías evitar.
Evita, entonces, el miedo innecesario...

José Leonardo Rosas

...Algunos persiguen la felicidad, otros la crean...

11/02/2007

Creo en mi...


Creo en mis formas, en mis caminos; en esos que duelen pero que rinden frutos.

Creo en el sendero de la verdad, en el sendero difícil.

Creo en mi alma, en esa porción agazapada de mí.

Creo en mis palabras, en mis frases, en mis abrazos y en mis miradas.

Creo en quien soy y, por lo tanto, en quien a pesar de las derrotas no tengo intenciones de dejar de ser.

Creo en mi sueño, en el magnífico sueño que seguiré construyendo hasta que no me queden más fuerzas para creer.

Creo en el destino, en mi historia, en mis pasos y en mi experiencia.

Creo en mis ganas de dar y creo en un mundo maravilloso que espera recibir mi gota de cariño.

Creo en la amistad, en los besos, en la lluvia, en las sonrisas y en los secretos.

Creo en mi esfuerzo por crecer, en mis ganas de crecer.

Creo en la vida, y en la magia con la que toca todas las cosas.

Creo en el destino y en un futuro de recompensa para quienes afrontan el desafío de ser fieles a sí mismos.

Creo en mí; sobre todo creo en mí cuando caigo, cuando no tengo fuerzas, cuando el viento sopla y mis velas ceden, sigo creyendo en aguantar y en volver con todas mis fuerzas para seguir y seguir creyendo, y seguir andando, y seguir viviendo.

Creo en los sentimientos que pueden hacer de cada día un sol distinto y por supuesto :

Creo en el amor y en ese modo indescriptible de estar parado ante la vida, en esa manera intrépida de hacer transcurrir el tiempo, en esa forma tan peligrosa y a la vez tan excitante de tener el corazón abierto.

Aunque desconozco el autor, es, sin duda, un texto para incorporar e nuestras vidas en un intento de ser mejores y, fundamentalmente, "Creer en nosotros mismos"